Diario La Rioja y Reale Seguros celebraron un debate sobre «La fiabilidad de los seguros como motor de desarrollo».

La mesa redonda de ‘Economía post-COVID’ dedicada a ‘La fiabilidad de los seguros como motor de desarrollo’ que organiza Diario La Rioja en colaboración con Reale Seguros presentó este miércoles 20 de enero, en palabras de la moderadora, la periodista de diario La Rioja María José González, que «para mirar al futuro hay que analizar el presente». El foro se emitió en directo a través de larioja.com y el viernes 22 de enero, en TVR.

«El sector asegurador se está mostrando como catalizador de empleo directo e indirecto», señaló María José González, y para reflexionar sobre este tema participaron en la cita el director territorial de Reale Seguros para Aragón, Navarra y La Rioja, Fernando González Bruna; el presidente de Fundación Caja Rioja y socio del área fiscal de BK Seain-ETL Global, Pablo Arrieta; y el decano-presidente del Colegio de Economistas de La Rioja, Ernesto Gómez Tarragona. El debate abordó diversas cuestiones, como los cambios en el modelo de negocio, la digitalización, el desarrollo de nuevos productos y las claves para ganar la confianza del consumidor.

«El teletrabajo ha sufrido un proceso que va a ser imparable, pasando de la obligatoriedad a la voluntariedad», expuso Fernando González Bruna, destacando que en Reale Seguros estaban preparados «antes del confinamiento para poder ser plenamente eficaces y eficientes frente a nuestros clientes y proveedores». «El gran reto a futuro es que deberemos saber unir teletrabajo y presencialidad en base a la tecnología y la responsabilidad de cada uno», señaló González Bruna.

Para Pablo Arrieta, aunque «ya había sectores digitalizados antes de la pandemia, la cercanía con el cliente es insustituible». «La pandemia ha puesto sobre la mesa que estamos en una sociedad incierta, y quizá no estábamos mentalizados en asegurar nuestra salud o renta. Aunque tenemos un sistema público bueno, este tiene sus debilidades y ahí entra la sanidad privada. Igual sucede con la renta. Hay que prever que hay condiciones de vida que pueden empeorar», opinó Arrieta.

Ernesto Gómez Tarragona recordó que, «cuando llegó la pandemia, una de las obsesiones del Colegio de Economistas era que se mandaran mensajes reales de tranquilidad, de que no se acababa el mundo. «Y ahí tienen mucho papel las aseguradoras: más que nunca deben cubrir estas necesidades y hay que hacer una labor mayor de pedagogía» porque «ahora más que nunca nos hemos dado cuenta de lo positivo de tener un sector privado que ayude». En este sentido, Arrieta añadió que «no debe establecerse una guerra entre el sector público y privado sino favorecer una colaboración».

González Bruna explicó que el sector de las aseguradoras «está muy atomizado, hay más de 200 compañías, aunque entre las 20 primeras copamos el 80% del mercado» y aseguró que el modelo público-privado «es el más eficaz». «Nos va a tocar reinventarnos por los planes de pensiones, presentándonos a las pequeñas empresas y autónomos», reconoció el director territorial de Reale Seguros, destacando que el suyo es un negocio «cercano: el eje principal son las personas y tenemos una responsabilidad social corporativa, hemos ayudado con 3 millones de euros en la pandemia, trabajando con Cáritas, Bancos de Alimentos y adquiriendo material sanitario, además de programas contra la pobreza, en favor del trabajo digno, del medio ambiente… para devolver a la sociedad parte de lo que recogemos de ella».

Gómez Tarragona expuso, finalmente, que «la fiscalidad es fundamental, y también que la gente conozca su perfil de riesgo, su horizonte de inversión». El decano de los economistas riojanos recordó una lección de su profesor, el ‘broker’ Dámaso Alonso: «Nadie da duros a cuatro pesetas, a mayor rentabilidad hay que asumir riesgos. Hoy es más importante que casarte con tu pareja, que te puedes divorciar tras casarte con tu banco».

Como seguramente ya sabe, una vez finalizado el período transitorio (1 de enero de 2021), los flujos de mercancías entre España y Reino Unido han dejado de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras como cuando si se tratase de un país tercero.

Ello implica, entre otras,

– En el caso de la entrada de mercancías en el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) procedentes de Reino Unido, la liquidación del IVA en el momento de la importación por la Aduana, salvo que la empresa opte por el pago del IVA diferido. Opción que recomendamos valorar. Las salidas de mercancías se declaran como exportaciones. En ambos casos, no existirá la obligación de incluir las salidas y las entradas en el 349 ni en el Intrastat.

Asimismo, para evitar una doble tributación, las mercancías cuyo transporte desde Reino Unido se inicie antes del 1 de enero de 2021 y lleguen a su destino con posterioridad a dicha fecha, deberán presentarse ante la Aduana, pero no tributarán como importación sino como adquisición intracomunitaria, teniendo que incluirse en los estados recapitulativos (modelo 349 en el caso de  España). Las autoridades aduaneras podrán requerir al importador la prueba del inicio del transporte antes del 1 de enero de 2021 mediante los documentos de transporte.

– En cuanto a las prestaciones de servicios con empresas del Reino Unido, se aplicarán las reglas de localización previstas en la normativa del IVA, teniendo en cuenta que el Reino Unido deja de  pertenecer a la Unión Europea. Así, si bien recomendamos analizar cada operación, ya que existen numerosas reglas especiales, la regla general será que los servicios recibidos de empresas del Reino Unido se localizan en el territorio del IVA español, por lo que, aunque la factura no incluya IVA, el destinatario deberá aplicar la regla de la inversión del sujeto pasivo. Recordemos que dicha operación no debe incluirse en el modelo 349. En el SII, en su caso, también se declara con la clave de inversión del sujeto pasivo.

No obstante, en la medida que los cambios son importantes y la casuística muy elevada y compleja, quedamos a su disposición para comentar o ampliar cualquier duda al respecto.

Sin otro particular, reciban un cordial saludo,

Área de Fiscal de SEAIN-ETL Global

Con el apoyo de la Comisión Europea y de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión
Europea (EUIPO), se ha creado el Fondo “Ideas Powered for Business”. Un programa de subvenciones
dotado de 20 millones de Euros, dirigido a PYMES que deseen desarrollar sus estrategias y proteger
sus derechos de Propiedad Industrial, a nivel nacional y comunitario.

El programa, abierto a todas las empresas de la Unión Europea que cumplan la definición oficial de
Pequeña Y Mediana Empresa (PYME), ofrece apoyo financiero mediante el reembolso de un 50% de las
tasas básicas de solicitud de marcas, dibujos y modelos, hasta un importe máximo de 1.500 € por
empresa.

Este programa puede resultarle idóneo si está considerando el registro de una marca, un dibujo o un
modelo a nivel nacional o de la Unión Europea.

El Fondo está distribuido en los cinco intervalos temporales que se detallan a continuación:

Primer intervalo: 11-31 de enero de 2021

Segundo intervalo: 1-31 de marzo de 2021

Tercer intervalo: 1-31 de mayo de 2021

Cuarto intervalo: 1-31 de julio de 2021

Quinto intervalo: 1-30 de septiembre de 2021

Es importante destacar que las subvenciones se concederán por orden de llegada y que solo podrá
presentarse una solicitud, con un reembolso máximo de 1.500 € por solicitante.

Les hacemos llegar esta comunicación con carácter meramente informativo, confiando en que la misma
les resulte de utilidad.

En el caso de estar interesado en el registro de alguno de estos derechos y en este programa de
ayudas y su contenido, no duden por favor en ponerse en contacto con nosotros.

Áreas de Propiedad Industrial y Consultoría de SEAIN – ETL GLOBAL