Con motivo de la declaración por la Organización Mundial de la Salud del COVID-19 como pandemia internacional, el Gobierno de España ha venido adoptando de forma paulatina una serie de medidas de distinta naturaleza, sobre las que este Despacho les ha ido informando, tendentes a paliar los graves efectos que la misma está produciendo en la sociedad española, entre otros, en el ámbito sanitario, de la seguridad, del transporte y la movilidad, de la economía y de la defensa.

En el ámbito de los Impuestos Especiales de Fabricación la declaración del estado de alarma, las limitaciones a la movilidad y la paralización de la actividad de determinados sectores y agentes económicos, supone, sin duda, una dificultad directa para el cumplimiento efectivo de la obligación de suministro, a través de la sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, de los asientos contables, prevista en el artículo 50 del Reglamento de los Impuestos Especiales.

Conforme a lo establecido en la disposición final cuarta del Real Decreto 1512/2018, de 29 de diciembre, la obligación de suministro electrónico (SILICIE) de los asientos contables por los establecimientos afectados por la normativa de los Impuestos Especiales, resulta exigible con efectos desde el 1 de enero de 2020.

No obstante, con el fin de facilitar la implantación de los sistemas técnicos e informáticos precisos para el cumplimiento de esta obligación, la disposición transitoria primera de la Orden HAC/998/2019 (en adelante, OM), de 23 de septiembre, por la que se regula el cumplimiento de la obligación de llevanza de la contabilidad de los productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación estableció un plazo especial ampliado para el cumplimiento de la obligación de suministro de asientos contables correspondientes al primer semestre de 2020, los cuales pueden ser objeto de suministro durante el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 30 de septiembre de 2020.

Sin embargo, el sector demandaba una prórroga mayor, así como la ampliación del plazo para el ejercicio de la opción por el suministro de los asientos contables mediante un sistema contable interno.

En consecuencia, procede modificar OM por la que se regula el cumplimiento de la obligación de llevanza de la contabilidad de los productos objeto de los Impuestos Especiales de Fabricación para ampliar el plazo de suministro de los asientos contables correspondientes al año 2020 y posibilitar el ejercicio de la opción de llevar la contabilidad a través de un sistema contable interno.

Así, el pasado viernes 26 de junio de 2020 se publicaba en el Boletín Oficial del Estado la Orden HAC/566/2020[1], que entró en vigor el sábado 27 de junio, que modifica la OM de los libros contables incluyendo una extensión de la prórroga hasta 2021, por lo que la primera declaración obligatoria al sistema SILICIE deberá realizarse a partir del 1 de enero de 2021, suministrando los asientos del ejercicio 2020 durante el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2020 y el 15 de enero de 2021.

Por tanto, con esta modificación, la primera declaración obligatoria a través del Portal SILICIE tendrá lugar a partir del 1 de enero de 2021, con el suministro de los asientos del ejercicio 2020 y el mes de enero de 2021.

Igualmente, para este ejercicio 2020, han ampliado la posibilidad de ejercer la opción de llevar la contabilidad a través de un sistema contable interno (necesario para acogerse a los periodos diferidos de suministro) hasta el 30 se septiembre para aquellas bodegas que no lo hayan hecho ya.

[1] Se adjunta a la presente Circular como documento Anexo. IR A LA PUBLICACIÓN

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *