Como seguramente ya sabe, una vez finalizado el período transitorio (1 de enero de 2021), los flujos de mercancías entre España y Reino Unido han dejado de tener la consideración de operaciones intracomunitarias para pasar a estar sujetos a formalidades aduaneras como cuando si se tratase de un país tercero.

Ello implica, entre otras,

– En el caso de la entrada de mercancías en el territorio de aplicación del IVA español (Península y Baleares) procedentes de Reino Unido, la liquidación del IVA en el momento de la importación por la Aduana, salvo que la empresa opte por el pago del IVA diferido. Opción que recomendamos valorar. Las salidas de mercancías se declaran como exportaciones. En ambos casos, no existirá la obligación de incluir las salidas y las entradas en el 349 ni en el Intrastat.

Asimismo, para evitar una doble tributación, las mercancías cuyo transporte desde Reino Unido se inicie antes del 1 de enero de 2021 y lleguen a su destino con posterioridad a dicha fecha, deberán presentarse ante la Aduana, pero no tributarán como importación sino como adquisición intracomunitaria, teniendo que incluirse en los estados recapitulativos (modelo 349 en el caso de  España). Las autoridades aduaneras podrán requerir al importador la prueba del inicio del transporte antes del 1 de enero de 2021 mediante los documentos de transporte.

– En cuanto a las prestaciones de servicios con empresas del Reino Unido, se aplicarán las reglas de localización previstas en la normativa del IVA, teniendo en cuenta que el Reino Unido deja de  pertenecer a la Unión Europea. Así, si bien recomendamos analizar cada operación, ya que existen numerosas reglas especiales, la regla general será que los servicios recibidos de empresas del Reino Unido se localizan en el territorio del IVA español, por lo que, aunque la factura no incluya IVA, el destinatario deberá aplicar la regla de la inversión del sujeto pasivo. Recordemos que dicha operación no debe incluirse en el modelo 349. En el SII, en su caso, también se declara con la clave de inversión del sujeto pasivo.

No obstante, en la medida que los cambios son importantes y la casuística muy elevada y compleja, quedamos a su disposición para comentar o ampliar cualquier duda al respecto.

Sin otro particular, reciban un cordial saludo,

Área de Fiscal de SEAIN-ETL Global

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *